LiterUp 2 – Mi imaginación

PirraSmith - Mi imaginacion - Reto LiterUp

Ella escribía sin parar en su ordenador, como si no hubiera un mañana, tecleando a una velocidad pasmosa. Era tan bella que no podía apartar mis ojos de ella. La escena solo hacía que mi imaginación se desbocara aún más. ¿Qué estaría escribiendo?

Tenía ganas de sentarme a su lado y preguntarle, pero no lo haría. Era demasiado tímida para hacer algo así. Tendría que contentarme con imaginarlo todo.

En mi imaginación ella estaba trabajando en una novela.

Con toda probabilidad romántica por la forma leve en que se sonrojaba al escribir y se humedecía los labios de vez en cuando. O quizás sería una escena erótica. Ya le llegaba el rubor a las orejas. Me parecía de una belleza abrumadora ahí sentada con el café al lado y tecleando.

Ojalá fuera valiente. De ese tipo de personas a las que no les da miedo una negativa. Como esos hombres que se te acercan y te preguntan si te pueden invitar a una copa, pero algo más fino. Le diría si quiere acompañar su café con algo. Ella levantaría la cabeza algo aturdida ante la interrupción con la cabeza todavía en la historia que estaba escribiendo y al verme esbozaría una sonrisa.

Compartiríamos una galleta de esas grandes con pepitas de chocolate. Habría pedido que nos la calentasen un poco para que el chocolate se derritiera al entrar en contacto con nuestro paladar.

Y una vez sentada a su lado, compartiendo la galleta le preguntaría qué estaba haciendo en el café. Ella me contestaría diciendo que es escritora y había llegado a este lugar en busca de inspiración y que la había encontrado en el olor a café y en las tonalidades de la música ambiental que nos invadía.

Quizás, con el movimiento del resto de mesas, tendría que acercarme más a ella y nuestras rodillas rozarían, así como algo casual, simple, sencillo. Un toque que hace que la otra persona sea consciente de tu presencia física. Nos reiríamos ante el hecho tan tonto de un roce que aviva la tensión del momento. Ella haría ese gesto que tanto me gusta de mirar hacia abajo y ruborizarse. Pestañearía un par de veces y luego alzaría la mirada para poder tener sus ojos frente a los míos.

Respiraría tan cerca de ella que podría reconocer su olor particular entre los diferentes aromas de café que nos envolvían.

Ella sería consciente de este hecho y lo haría también a su vez, descubriendo mi aroma particular. Probablemente con leves toques de menta por el caramelo que me había tomado antes de sacar la suficiente valentía como para hablar con ella.

Después de unos momentos de silencio ella guardaría el documento, para no echar a perder el progreso y se giraría hacia mi para preguntarme qué planes tenía aquella lluviosa tarde de Febrero. Me invitaría a su casa, donde podría ver su colección de escritos.

Una cosa nos llevaría a la otra y acabaríamos abrazadas en el sofá, besándonos.

Entonces ella cerró el portátil y se puso a recoger sus cosas mirando el reloj y saliendo apresurada de la cafetería. Jamás tendríamos ese encuentro, pero en mi imaginación había sido genial.

Este relato está enmarcado en el reto LiterUp de 52 relatos en un año.
Objetivo 2: una historia sin palabras que terminen en -mente.

Reseña: El Halcón – Monica McCarty

Si con “El guerrero” se te cayeron las bragas prepárate para que con “El halcón” se prendan fuego. Con esta segunda parte de libros sobre highlanders escritos por Monica McCarty. Ya lo había leído hace tiempo, y lo he hecho varias veces porque esta autora me encanta y estos libros (esta saga concreta) más aún. Es ficción histórica con rasgos de novela erótica y mucho romance, y peleas, batallas, sangre, sudor…

Si no te interesa el romance o te disgustan las escenas de sexo puedes saltarlas fácilmente para seguir con la historia pero creo que te pierdes las partes interesantes.

¿Qué me ha gustado de “El halcón”?

Erick McSorley, en todas sus facetas. Es el típico personaje masculino pero aún con todo esos clichés te enamoras de el porque está deliciosamente escrito. Lo que en el guerrero me echó para atrás que es la falta de evolución de los sentimientos del personaje masculino en esta novela juega a su favor porque le da muchas vueltas al tema al resultar ser un mujeriego y no tener cerca ejemplos de cómo puede ser otro tipo de relación.

El personaje femenino de Ellie es también muy redondo. Me gustan los personajes femeninos de esta autora porque no los hace débiles, los hace decididos y afrontan sus decisiones sin caer en el “damiselismo”.

La trama histórica continúa con la independencia de Escocia tras William Wallace. Una parte no muy conocida y está bien aprender algo de historia. Al final del libro la autora te pone en contexto histórico real a los personajes diciéndote dónde se ha tomado licencias artísticas, cuales ha sacado de contexto, quienes no debían estar ahí etc… creo que es una forma distinta de aprender historia de otros países.

¿Qué NO me ha gustado?

Me cuesta encontrar algo que no me haya gustado, pero si tengo que decidirme por algo es lo espaciado del final. La autora nos hace sufrir hasta el mismísimo final para ver juntos a los protagonistas y la verdad es que de tanto alargarlo, sabiendo que van a acabar juntos porque es el estilo de la historia, molesta.

Veredicto final:

Le doy un 5/5 porque es una novela que se puede leer rápido y que te engancha. Sobre todo si eres fan de la literatura histórica con tintes eróticos. Me ha encantado tanto esta vez como la primera que lo leí, y eso no lo consigue cualquier libro, menos aún dentro de la categoría “romántica”. Pero el gran peso de la parte histórica hace que esos detalles carezcan de importancia ante la gran historia que nos están contando.

Si te quieres iniciar en la literatura erótica es muy recomendable pues tiene algunas escenas solamente, muy bien contadas y el resto del libro es histórico, así no sobre satura de sexo al lector.

¿Y tú, conoces esta saga?

LiterUp 1 – Propósitos de 2019

PirraSmith - Reto LitterUp Propositos para 2019

Otro año más terminaba y ante mí tenía la hoja en blanco con sólo un título: “Propósitos de 2019”. Estaba dándole vueltas a mis propósitos del año pasado, que había cumplido con creces. No me había puesto demasiados, todos cómodos, fáciles de cumplir.

Por eso este año quería encontrar un reto, algo que supusiera un desafío para mí.

Y entonces navegando por internet lo encontré. Un reto en el que había que escribir 52 relatos en un año. Parecía escrito para mí, como si estuviera destinada a encontrar ese reto.

Mi primer propósito era escribir más, pero ¿cuánto más?, ¿dónde?, ¿para quién?. Para mí misma sobre todo. Para rellenar los huecos que había dentro de mi alma. Esos que solo era capaz de rellenar escribiendo. Tenía el alma resquebrajada tras las 32 primaveras que me había tocado vivir y ahora quería encontrar algo que me ayudara a unir las piezas. Y aquello era la escritura.

No sé muy bien cómo pero me apunté al reto. Lo hice sin pensar, sin dedicarle más de un pensamiento. Si lo hubiera pensado un poco mejor habría decidido no hacerlo. Y este es el tipo de cosas que es mejor no pensar, si no directamente hacerlas.

Revisé minuciosamente las normas para participar.

No ponía nada sobre el mínimo de palabras que debía tener o caracteres, dejaba eso al libre albedrío de la persona que quisiera cumplir con el reto. Por mi misma decidí que el relato no podía tener menos de 500 palabras, ¿qué mínimo?

Y con ese objetivo en la cabeza empecé a repasar todos los temas que estaban en la lista uno tras otro. Algunos parecían tremendamente sencillos, que los podría realizar cualquiera. Otros, sin embargo, podrían resultar un tanto complejos.

Además de escribir más quería mejorar, por lo que tendría que pedir la opinión a la gente sobre mis relatos. De esa forma decidí que pasaría los relatos a cuánta más gente mejor para que pudieran decirme todo lo que había mal con mis relatos y poder mejorarlos.

Yo ya sabía que mi punto débil era la puntuación.

Tiendo a escribir demasiado sin poner comas o puntos. A hacer las frases muy largas.

Y a veces repito la misma palabra varias veces en muy poco espacio.

También abuso de vez en cuando de algunos verbos.

Pero todo eso lo podía aprender a hacer mejor, escribiendo. Podía ir curando mi alma rota mientras escribía. Podía ir sacando de dentro de mí todo aquello que llevaba como una pesada carga. Aprovecharlo para mejorar y aprender. Utilizar los temas del reto como una excusa para hablar de mi vida y de cómo había llegado hasta este punto en el que necesitaba escribir tanto como respirar. Que si pasaba un solo día sin hacerlo mi alma lloraba.

Si, ese sería mi propósito de 2019. Cumplir con el reto de los 52 relatos en un año. Y lo conseguiría, por supuesto que sí. Y dejaría a todos con la boca abierta al ver que lo había logrado. Que en un año había conseguido crear tantas historias como temas propuestos.

Mi corazón latía rápidamente, estaba tremendamente emocionada, quería empezar ya.

Así que abrí el editor de textos y empecé a escribir:

Otro año más terminaba y ante mí tenía la hoja en blanco con sólo un título: “Propósitos de 2019”

Este relato está enmarcado en el reto LiterUp de 52 relatos en un año.

Reseña: El escritor emprendedor – Ana González Duque

PirraSmith - El escritor emprendedor - Ana Gonzalez Duque

Mi segundo libro del 2019 ha sido El escritor emprendedor que he leído fácilmente en 3 sentadas, como quien dice. Es un libro divulgativo para nuevos escritores que quieren empezar en el mundillo. Es decir, gente como yo por ejemplo.

Antes de leer este libro ya conocía el grupo de Facebook que tiene Ana González Duque para escritores. Y no sólo eso sino que también estoy inscrita en sus cursos para escritores de la plataforma MOLPE (Marketing OnLine Para Escritores) por lo que ya tenía una parte del camino de aprendizaje hecho.

¿Qué me ha gustado de “El escritor emprendedor”?

Me ha gustado la forma en la que escribe las cosas. Todo queda mucho más claro explicado por ella. Es del mismo tono que en los cursos y en su blog así que se agradece mucho que siga ese ritmo una vez ya estás metido en el ajo.

Está separado por capítulos cortitos que te puedes leer muy rápidamente porque no tiene conceptos difíciles de entender. Lo complicado es hacerle caso y pasar a la práctica.

¿Qué NO me ha gustado?

Al ya formar parte de la plataforma de cursos el libro me ha parecido repetitivo en algunas secciones. Porque ya me había leído el blog y hecho algunos de los cursos de la plataforma por lo que había cosas que ya sabía de antes. Que nunca está de más repetir ciertos conceptos e ideas pero es la única pega que le encuentro.

Veredicto final:

Le doy un 4/5 porque es un libro muy útil. Si le bajo la puntuación es porque me ha parecido que algo de contenido es reciclado del blog/cursos y eso desmerece un poco.

Ahora voy a seguir leyendo ficción combinada con libros para aprender a ser escritora, o a moverme por el mundo “escritoril” sin que me timen.

¿Y tú, conoces a esta autora y su plataforma?

52 retos de escritura para 2019

PirraSmith - 52 retos de escritura para 2019

Acabo de encontrar en la web LitterUp 52 retos de escritura para 2019 que me vienen que ni pintados. Quiero practicar mi “escribición” como dicen algunos y creo que crear relatos es la mejor forma de practicar.

Son 52 como las semanas del año así que cada semana tengo que lanzar uno de los relatos de la lista, pero no sé si seré capaz de ir a relato por semana así que quizás algunas semana haga más de uno para intentar ir al día.

banner-participante-52-retos-literup

52 retos de escritura para 2019, ¿estás loca?

Un poco si, la verdad, para que lo vamos a negar. Con los propósitos que me puse para este año tenía más que de sobra. Pero me apetece probar esta locura. Además del Origireto que es solo un relato al mes tendré también este otro, del que ya tengo temas por recuperar porque estoy empezando tarde.

¿Cuales son los retos?

A continuación todos los retos que hay que hacer:

  1. Escribe un relato sobre los propósitos de año nuevo de tu personaje.
  2. Escribe una historia sin un solo adverbio -mente.
  3. Tu protagonista se mira en el espejo y ve algo que no debería estar ahí.
  4. Haz un relato en el que tu protagonista, una herrera, realice el viaje de la heroína.
  5. Empieza tu relato con una pregunta y acábalo con la respuesta.
  6. Haz un relato desde el punto de vista de un yeti sobre sus avistamientos de humanos.
  7. Dos de tus personajes se enamoran. Escribe un relato romántico lejos de los tópicos.
  8. Haz un relato con un personaje mitológico como protagonista.
  9. Escribe un relato infantil con una moraleja educativa.
  10. Haz un relato sobre una mascarada.
  11. Escribe una ucronía con la invención de la imprenta en 1440 por Johannes Gutenberg.
  12. Haz un relato que incluya las palabras “lunes”, “guisantes” y “alfombra”.
  13. Escribe una historia sobre una maldición familiar.
  14. Haz un relato epistolar sobre un personaje que escribe a su “yo” de cuando tenía 12 años.
  15. Escribe un retelling de una historia de Disney en clave de terror.
  16. Haz un relato romántico que imite a ‘Pretty Woman’, pero con el género de los protagonistas intercambiados.
  17. Escribe un relato sobre dos alienígenas, muy diferentes entre sí, que son muy amigos/as.
  18. Utiliza el efecto Rashomon en tu relato para mostrar una fiesta de cumpleaños que acaba mal.
  19. Haz un relato sobre varios personajes encerrados a causa de una ventisca.
  20. Escribe un relato sobre un domador de dinosaurios.
  21. Haz un relato en el que todos los personajes lleven sombrero.
  22. Escribe un thriller en el que el protagonista deba conseguir salvar las amapolas de la extinción.
  23. Haz un relato sobre un protagonista que despierta al lado de un cadáver y tiene que descubrir qué ha ocurrido.
  24. Escribe una historia sin usar el verbo “tener” en ninguna de sus conjugaciones.
  25. Personifica uno de los siete pecados capitales y escribe un relato sobre su intento de cambiar.
  26. Escribe un relato sobre el mundo de la moda con un narrador editorial.
  27. Haz un relato sobre un personaje con síndrome de abstinencia.
  28. Escribe una historia sobre la maternidad.
  29. Haz un relato con un narrador en segunda persona al estilo ‘Elige tu aventura’.
  30. Escribe una historia que contenga la frase “Y eso no es lo peor que me había pasado”.
  31. Haz un relato sobre dos personajes que se odian y deben compartir un viaje largo en coche.
  32. Escribe un relato en el que tu protagonista acabe al final con un cliffhanger colgando de la cornisa de un edificio en llamas.
  33. Haz que tu relato gire en torno a un cuaderno de dibujo.
  34. Escribe un relato con dos personajes que tengan maneras de hablar distintas.
  35. Inventa una guerra y pon a tu protagonista en la vanguardia de la batalla.
  36. Comienza un relato con “Estoy en el fin del mundo”.
  37. Escribe una historia sobre un superhéroe que de pronto pierde sus poderes.
  38. Escribe un relato en el que tu protagonista siga el arco emocional de Ícaro.
  39. Haz un relato en clave de humor sobre un hombre con miedo a los cacahuetes.
  40. Escribe una historia que tenga lugar en una carpintería.
  41. Haz una historia sobre un personaje que tiene remordimientos.
  42. Haz un relato que incluya las palabras catalanas ‘primmirat’,  ‘seny’ y ‘escanyolit’.
  43. Escribe un relato sobre dos personajes que se conocen a través de una app de contactos.
  44. Haz un relato sobre un personaje que está solo, pero se siente muy bien acompañado.
  45. Escribe un relato que contenga una leyenda inventada por ti.
  46. Tu protagonista se enfrenta a un proceso de duelo. Escribe un relato muy emotivo.
  47. Haz una versión alternativa de ‘El mago de Oz’ en la que Dorothy es la antagonista de la historia.
  48. Escribe un relato situado en Júpiter.
  49. Escribe una historia sobre un personaje que despierta y al que sus familiares y amigos no reconocen.
  50. Haz un relato con un personaje secundario que sea un pirata que roba pizzas. ¡Y ojo, que no eclipse a tu protagonista!
  51. Escribe un relato que describa un beso (¡solo uno!) y todas las sensaciones que provoca en los personajes.
  52. Todo le sale mal a tu personaje el 31 de diciembre antes de la cena. De ti depende que empiece el 2020 con buen pie o en la miseria.

Cuando vaya haciéndolos los enlazaré desde aquí a donde esté la entrada del blog para que quede más ordenado.

¿Y crees que podrás con el reto?

Pues sinceramente seguro que me cuesta y muchos de los relatos que escriba no serán buenos. No puedes escribir todo bueno. Pero si creo que me va a ayudar a mejorar como escritora. A darle la vuelta a las cosas que quiero contar. Salir de la zona de confort en la que una puede llegar a instalarse e incluso, quien sabe, darme el inicio para algo más que un relato.

Proyecto HS: Tu calor en el invierno

PirraSmith - Tu calor en el invierno - cabaña en medio de bosque nevado

Hay pocas cosas que me gusten más que sentir tu calor en el invierno, Es como una invitación al hogar. A la niñez. A los recuerdos felices.

Siento que soy demasiado empalagosa con estos pensamientos, pero te miro y es todo lo que me llena la mente.

A solas, en esta cabaña, puedo soñar que se hacen realidad todas mis fantasías.

Que me abrazas como si no hubiera un mañana entre tus fuertes y musculosos brazos, que haces de ellos una jaula de la que jamás querría escapar. Quizás me atreva a ir más allá y soñar que me alzas la barbilla con una de tus grandes manos para que quede expuesta y me besas. Con ternura y a la vez con pasión. Delicadamente pero lleno de energía. Esa energía que derrochas con tan solo entrar en una habitación.

Te miro desde el sofá tapada hasta arriba con la manta.

Tú no te das cuenta de lo que pasa por mi mente cuando te miro. Menos mal. Me sentiría terriblemente avergonzada de que conocieras mis deseos más tórridos. Jamás me había sentido así con nadie. Ni siquiera con Daniel.

Daniel.

Cierro los ojos porque se me agolpan las lágrimas cada vez que pienso en él. En él y en Sara. Todo fue culpa mía. Ojalá hubiera aprendido las cosas antes. Ojalá hubiera ido más rápida en mi entrenamiento con Dora para poder ayudar.

Pero fui tan inútil entonces como lo soy ahora y por eso nos encontramos escondidos en esta cabaña.

De repente tiemblo bajo las mantas. Los recuerdos de los últimos días me abruman. Las lágrimas acuden a mis ojos directamente catapultadas desde el nudo de mi garganta. Me cuesta respirar.

Sara.

No puedo creer aún lo que le ha ocurrido. No puedo creer lo que hizo y dijo Daniel. No puedo.

Parece que notas que mi mente vuelve a ir a la deriva entre pensamientos y sentimientos desagradables porque te acercas a mí y te sientas en el sofá conmigo. Me coges los pies embutidos en calcetines térmicos y los frotas. Eres tan bueno, Tom, que no te merezco. No merezco nada bueno ahora mismo. Me siento miserable. Siento que no debería estar aquí, disfrutando de ti, de tu calor, de tu olor y tus atenciones. No me siento digna de ello.